Los bioestimulantes en cereal: más cantidad y calidad en la cosecha

Fco. Márquez, responsable técnico de la Finca Experimental de Rabanales

Los agricultores cerealistas presentan en los últimos años graves problemas asociados a la rentabilidad de las cosechas. Las principales causas son la reducción del precio de venta del grano y al incremento de los costes de producción, especialmente del fertilizante como está sucediendo en esta campaña. Por ello, se ven en la necesidad de optimizar el uso de insumos, incrementando las producciones, pero sin aumentar los costes productivos.

Cómo influyen en el cereal

El uso de distintos compuestos (enzimas, micronutrientes, microalgas, ácidos húmicos, etc.), conocidos comúnmente como bioestimulantes, han mostrado la capacidad para mejorar la asimilación de los fertilizantes sólidos al propiciar un incremento de la actividad metabólica de la planta, pudiendo incluso en algunas ocasiones reducir la cantidad de abono a utilizar.

Los bioestimulantes aumentan la actividad vegetativa del cereal y facilitan la asimilación de macronutrientes aportados en las coberteras de abonos sólidos. Además, la productividad de los cultivos y la calidad de su grano se encuentra estrechamente ligada con su estado vegetativo y consecuentemente con su fertilización. Siendo su forma y los compuestos utilizados uno de los principales factores que influirán en la cosecha.

Por otra parte, la fertilización es el mayor gasto en el que ha de incurrir el agricultor en la producción de trigo. Por tanto, se ha de intentar optimizar su uso para que la planta asimile la mayor cantidad de nutrientes aportados con el fin de obtener el máximo desarrollo vegetativo y cosechas posibles y, además, para evitar las posibles contaminaciones que surgen cuando no se hace un uso adecuado de los fertilizantes.

Su uso se ha extendido en los últimos años, pero no fue hasta 2019 cuando se incluyeron en el reglamento de fertilizantes por el que se establecen disposiciones relativas a la venta y uso en el mercado de los productos fertilizantes de la Unión Europea. Del mismo modo, se modificaron los Reglamentos (CE) nº 1069/2009 y (CE) nº 1107/2009 y se derogó el Reglamento (CE) nº 2003/2003.

La UCO demuestra la eficacia de los bioestimulantes

El Grupo de Investigación AGR 126 “Mecanización y Tecnología Rural” de la Universidad de Córdoba (UCO) liderado por el Catedrático Jesús A. Gil Ribes lleva ocho años trabajando en el estudio e implantación de distintos compuestos bioestimulantes en cereal. Durante este periodo se ha demostrado como incrementando el gasto de producción de alrededor de 20 €/ha, se aumentan las producciones en cerca de un 20% y además se ha mejorado la calidad del grano.

Estos resultados se obtienen de la mejora en la actividad biológica que estos compuestos proporcionan a la planta, lo que ocasiona un incremento en la fotosíntesis realizada. Con el seguimiento remoto de los cultivos mediante satélites se ha demostrado cómo los bioestimulantes aumentan el NDVI de las plantas desde su aplicación, lo que se traduce en un aumento de la cantidad de biomasa producida y por consiguiente, un incremento de la cosecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like