Cómo evitar el estrés en el cereal

Hoy en día el uso de los bioestimulantes en prácticamente todos los cultivos se ha convertido en una herramienta esencial a la hora de tratar, puesto que son productos que actúan en los procesos fisiológicos de la planta mejorando el rendimiento y la calidad de las cosechas.

Son productos de variados orígenes, sin residuos y seguros, cada vez más utilizados en una gran variedad de cultivos cuya función es estimular los procesos de nutrición de la planta independientemente del contenido de nutrientes del producto con el único objetivo de mejorar una o más de las siguientes características de la planta:

  • Eficiencia en el uso de nutrientes
  • Tolerancia al estrés abiótico
  • Rasgos de calidad

Suelen ser productos naturales o mezclas de extractos de algas, hidrolizados de proteínas, ácidos húmicos/fúlvicos y/o con micronutrientes.

Cuando hablamos de hidrolizados de proteínas de calidad nos referimos a productos basados en aminoácidos provenientes de hidrólisis enzimática. Estos productos se obtienen mediante hidrólisis de proteína animal o vegetal con uno o varios enzimas. Estos enzimas tienen la característica de realizar hidrólisis selectivas, dando lugar a mezclas de aminoácidos libres.

Existen varios tipos de tipos de aminoácidos como son el ácido glutámico, alanina, ácido aspártico, prolina, valina, serina, glicina, tirosina, leucina, metionina… El ácido glutámico, en concreto, posee la característica de ser el precursor del resto de aminoácidos y está relacionado con el metabolismo de aprovechamiento y la asimilación del nitrógeno. Por eso, estimula la biosíntesis de la clorofila y, sobre todo, otorga a las plantas una gran resistencia al estrés provocado por falta o exceso de agua, altas o bajas temperaturas, daños producidos por tratamientos fitosanitarios, etc.

El cultivo del cereal está sometido a todas estas adversidades, sobre todo en momentos claves de su desarrollo como son el ahijamiento y el espigado, además de los tratamientos herbicidas y fungicidas que hay que realizar para asegurar la cosecha. Por ello, es fundamental tener la planta libre de cualquier posible estrés, para que realice sus procesos fisiológicos correctamente y que se traduzca en conseguir el máximo rendimiento y calidad de la cosecha (buen contenido en proteína y peso específico). Desde SIPCAM Iberia recomendamos Stilo Verde que beneficia a los cultivos tratados otorgándoles una mayor resistencia a fenómenos de estrés abiótico (sequías, golpes de calor, salinidad, aplicaciones herbicidas, etc.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar